Sean O'Curneen Cañas

La democracia no es algo que se recibe – como un regalo. Es algo que construimos – o destruimos – con nuestras acciones cotidianas.

Cumbre del euro: ¿bueno para el euro, malo para la Unión?

De izda a dcha primera fila: Anne Brasseur, Presidenta grupo liberal Consejo de Europa; Didier Reynders, Viceprimer Ministro Bélgica; Graham Watson, Presidente ELDR; Mark Rutte, Primer Ministro Holanda; Flo Clucas, Presidenta grupo liberal Comité de las Regiones; Segunda fila, dcha a izda: Hans van Baalen, Presidente Internacional Liberal; Sean O'Curneen Cañas, Presidente CDL; Dick Roche, Vicepresidente ELDR; Dora Bakoyannis, Presidenta Alianza Democrática de Grecia; Janez Potoznik, Comisario Europeo Medioambiente; Alexander du Croo, Presidente liberales de Flandes; Micheal Martin, Líder de la oposición en Irlanda; Leoluca Orlando, Vicepresidente ELDR.

Es indudable que la cumbre del euro se ha saldado con unas decisiones de calado, dando un paso importante hacia mayor integración económica y política. A corto plazo, esperamos que aporte la tranquilidad necesaria en cuanto a la capacidad de los países de la zona euro a reducir su deuda soberana. Los primeros indicios en los mercados parecen alentadores, pero aún queda mucho trabajo por delante para aclarar no pocas cuestiones que el acuerdo de la cumbre deja en el aire.

Lo que realmente preocupa es el daño que la irresponsable gestión de la Canciller Merkel y el Presidente Sarkozy puede haber infligido a la Unión Europea. En la cumbre preparatoria de los liberales europeos (ver foto), los líderes liberales rechazaron unánimemente esta gestión, por menoscabar la Unión Europea y su funcionamiento, al negociar de manera bilateral dejando de lado las instituciones que representan a todos los ciudadanos de la Unión y buscando imponer unas propuestas tímidas a los demás países. Es de agradecer que otros líderes hayan sabido defender el necesario papel de la Comisión Europea, que sale reforzado, aunque todavía con una mano atada.  Lo ideal hubiera sido otorgar a la Comisión el poder de aplicar sanciones a países que infringen las normas, de manera automática sin que se viera sujeta a un posible veto de los gobiernos nacionales.

 
Igualmente, los líderes liberales exigimos que saliera de esta cumbre un mensaje claro de compromiso con la Unión Europea como proyecto. A este respecto y en mi intervención durante la cumbre detallé los riesgos de una vuelta atrás: “Es peligroso dejar que esos comentarios sobre un posible derrumbamiento de la Unión queden sin respuesta. ¿De verdad queremos renunciar a toda la diversidad de productos que vemos en nuestros supermercados, queremos perder esa seguridad que tenemos como consumidores, estamos dispuestos a sufrir una mala gestión medioambiental de un país vecino, queremos renunciar a los fondos de cohesión que tanto han hecho por el desarrollo económico en toda la Unión, queremos que los jóvenes sólo puedan estudiar en las universidades de su país, queremos vuelos más caros, queremos volver a controles fronterizos entre los países europeos, queremos arriesgarnos a divisiones entre los países de Europa, que puedan conducir a inestabilidad y – quien sabe – a conflictos? No cometamos el error de dar por hecho todos estos logros y aprovechemos esta oportunidad para defender la Unión y reforzarla aún más.
 
Por último, si bien hubo unanimidad en la cumbre liberal acerca de la necesidad de controlar las cuentas públicas, también la hubo respecto a la necesidad de poner en marcha ya mismo un plan de crecimiento, ya que el control del gasto ayudará a reducir el déficit, pero sin ingresos no se podrá pagar la deuda, que sigue siendo la mayor preocupación de los mercados. Sería bueno que el futuro Presidente Rajoy lo tuviese en cuenta.
 
Queda mucho trabajo por delante. Nunca sabremos si se podría haber logrado un acuerdo de los 27, incluyendo al Reino Unido, pero lo que es claro es que la gestión excluyente de Merkel y Sarkozy ha sido irresponsable y demuestra una vez más la necesidad de dotar a la Comisión Europea de una capacidad real de acción y decisión. Mientras sigan los gobiernos nacionales dándole responsabilidades y atándole las manos, seguiremos abocados a sufrir crisis de este tipo.
 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevos artículos en el blog.

Únete a otros 52 seguidores

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: